:: Home ::

Vacuómetro


Indice

 

Vacuómetro

Este aparato (fig. inferior) permite efectuar ensayos muy rápidos, pero muy interesantes en lo que concierne al estado de funcionamiento de las válvulas, el carburador y el encendido.
Un motor se comporta como un compresor. Comprime y aspira los gases. Toda fuga en el bloque estanco que constituye se traduce en una caída de rendimiento. La fuga se aprecia en el vacuómetro (depresiómetro). La experiencia ha demostrado que cada defecto de estanqueidad se traduce en una inestabilidad o en una caída de presión característica de cada defecto, que será denotado por el depresiómetro.
El depresiómetro reproducido en la figura está graduado en medidas inglesas.
Una graduación de 0 a 30 en el sentido de las agujas del reloj sirve para evaluar la depresión. Una atmósfera es igual a la presión de una columna de mercurio de un cm2 de base y de 760 mm de altura o 30 pulgadas. Por consiguiente, si la aguja indica 30 pulgadas o 760 mm cuando el aparato está sometido a una depresión, estaremos en presencia de un vacío absoluto (lo que en la práctica nunca se presenta).
Si la aguja está en el 0, esta indicación corresponde a un nivel barométrico de 760 mm o 30" (pulgadas), o sea la presión atmosférica media.

A la derecha del 0, la graduación sirve para evaluar la presión de la bomba de gasolina.
El depresiómetro se conecta en el colector de admisión, ya sea en la toma de depresión o vacío del distribuidor. También se puede colocar debajo del carburador una falsa brida con toma de depresión.

Nota: El racor del depresiómetro se conecta en el motor de modo que haya una perfecta estanqueidad, porque una fuga falsearía la lectura.

Estando caliente el motor, se le hace girar al ralentí ligeramente acelerado, 600/700 r. p. m. en un motor rápido (maneta de avance en el máximo).

Con motores de 2 ó 4 cilindros conviene cerrar ligeramente la llave de toma de depresión, o estrangular ligeramente la tubería fin de eliminar las pulsaciones de la aguja.
Un motor en buen estado da en la mayoría de los casos una lectura estable comprendida entre 17 y 21..

Nota:. hay que señalar que la altitud influye en la lectura de los depresiómetros. Es normal que un motor que da por ejemplo una indicación de vacío de 17 al nivel del mar, a 1.000 m de altitud de una lectura inferiores 1 o 2 puntos.




 

Vacuómetro para instalar como indicador permanente en el vehículo.


Control de la bomba de gasolina
Para verificar la estanqueidad de la bomba de gasolina es necesario desconectar el conducto de aspiración y conectar el depresiómetro a la bomba. Hacer girar el motor por medio de la gasolina contenida en la cuba del carburador. La aguja debe alcanzar la lectura de 20 cm de mercurio aproximadamente, o sea entre 7 y 11".
Para verificar el conducto de aspiración entre la bomba y el depósito, hay que observar el valor de la depresión en la entrada de la bomba, después unir nuevamente el conducto y la bomba, y finalmente desempalmar el racor del depósito para empalmar el racor al depresiómetro. Si, con el motor lanzado, se observa un valor inferior, es que hay pérdida en el conducto de aspiración.
Para verificar la presión de compresión de la bomba de gasolina hay que desempalmar el conducto de compresión, pero procurando que el carburador contenga suficiente gasolina para efectuar el ensayo.
La falta de presión puede estar originada por una membrana defectuosa, una válvula no estanca o un resorte deteriorado o roto.
La tubería que llega del depósito deberá ser verificada, lo mismo que el orificio de aireación del depósito.
En algunas bombas mecánicas, la rotura del resorte auxiliar que mantiene la palanca contra la excéntrica del árbol de levas puede producir perturbaciones a gran velocidad. Este defecto no es denotado por el depresiómetro.
Si el depresiómetro está graduado en pulgadas de mercurio, mientras que las normas están indicadas en centímetros de mercurio, hay que atenerse a la correspondencia entre ambas graduaciones.
Por ejemplo, 20" = 51 cm; 40 cm = 16" (aproximadamente) (76 cm = 1 atmósfera = 1,033 g/cm2).

 


 

© 2014 Aficionados a la Mecánica. Pagina creada por Dani meganeboy.