:: Home ::

Vehículos híbridos

Indice cursos

 

Sistema Híbrido de Bosch
El sistema híbrido de Bosch a diferencia de otros, es un sistema que se puede utilizar en distintos modelos y fabricantes de vehículos. Se trata de un sistema híbrido de configuración en "paralelo" a diferencia de otros sistemas como el del famoso Toyota Prius que tiene una configuración "paralelo-serie".
El sistema híbrido de Bosch esta compuesto (figura inferior) por un Generador Motor Integrado (IMG), un sistema electrónico de potencia también refrigerado y una batería de níquel metal hidruro (NiMH) que también cuenta con un sistema de refrigeración.

 

El generador motor eléctrico (IMG), de 30 cm de diámetro, es refrigerado por agua y está ubicado junto a un acoplamiento propio en un módulo híbrido entre el motor de combustión y el mecanismo de transmisión. El IMG tiene una potencia de 34 kilovatios y un par de giro máximo de 300 Nm. Con ello, por ejemplo el VW Touareg, Audi Q5 y Porsche Cayenne, que montan este sistema híbrido, pueden circular a un máximo de 60 Km/h sólo con su motor eléctrico, siempre que el estado de carga de la batería de níquel metal hidruro (NiMH) lo permita. Esta batería tiene una capacidad de 1,7 kilovatios hora con una tensión de 288 voltios. Al frenar, el motor eléctrico funciona como alternador y recupera la energía cinética que se acumula en la batería de alto voltaje.

 

Junto a los componentes centrales como el sistema electrónico de potencia y el generador motor eléctrico, Bosch también suministra a ambos fabricantes el sistema de control inteligente, de última generación, que gestiona la interacción entre el motor de combustión y el motor eléctrico. El sistema Motronic para vehículos híbridos regula cuándo trabaja el motor eléctrico, cuándo el motor de combustión y cuándo trabajan ambos motores juntos.

Como hemos dicho antes el sistema híbrido de Bosch tiene una configuración "paralela", lo que representa una gran exigencia técnica, puesto que en lugar de desviar la potencia a través de un engranaje planetario, el sistema de control y de regulación distribuye los pares de accionamiento entre el motor eléctrico y el motor de combustión. Con ello se reducen costes y complejidad a la hora del montaje.

 

En aceleraciones fuertes en caso necesario, el motor eléctrico y el motor de combustión trabajan al mismo tiempo, en paralelo proporcionando un extra de potencia al vehículo.

Al frenar el vehículo, el motor eléctrico funciona como alternador y recupera la energía cinética que se acumula en la batería de alto voltaje. Cuando el conductor deja de pisar el acelerador se activa la llamada “función por inercia” hasta una velocidad de unos 160 Km/h. Entonces, el motor de combustión se apaga automáticamente y el vehículo rueda libremente sin consumir combustible, pero todos los sistemas de seguridad y de confort siguen funcionando sin limitación alguna.

El sistema electrónico de potencia es un componente central que hace de puente entre el alto voltaje del accionamiento eléctrico y los 12 V de la red de a bordo, y cuyo inversor transforma la corriente continua de la batería en corriente alterna trifásica para el motor eléctrico y viceversa.

También este sistema híbrido incluye la función start&Stop apagando el motor cuando el vehículo se detiene en semáforos en rojo para ahorrar gasolina. Siempre que el estado de carga de la batería lo permita, arrancan de forma puramente eléctrica cuando el semáforo cambia a verde. El motor de combustión entra más tarde en acción. Además, cuando el conductor levanta el pie del acelerador, se apaga el motor de combustión.

 

 

 

© 2014 Aficionados a la Mecánica. Pagina creada por Dani meganeboy.